Review: PES 2011
PES 2011

De: Konami (han trabajado en "cosillas" como Castlevania, Metal Gear Solid, Gradius...)
Nos lo trae: Konami (para PlayStation 3, Xbox 360, PC, PlayStation 2, Wii y PSP)
Género: ¡Fútbol!
Localización: Voces y textos en castellano

box

Konami se enmienda

Después de que Pro Evolution Soccer mandara sin concesiones en el terreno de los videojuegos de fútbol, daba verdadera pena ver cómo Konami echaba por tierra el trabajo de tantos años en la forma de auténticos esperpentos poligonales que en poco o nada se parecían a los míticos PES de PlayStation 2. En un extraño ejercicio de involución (y nunca mejor dicho), cada nuevo ejemplar de la serie en la presente “next-gen” parecía ir un paso atrás con respecto a la entrega anterior, siendo los más sangrantes los casos de PES 2008 -uno de los mayores cúmulos de bugs de la historia-, PES 2009 -con la flagrante pérdida de licencias- y PES 2010, cuyo particular retardo en la respuesta de los controles lo hacía brutalmente desesperante.


¿Cómo se podía ir tan de mal a peor? ¿Cómo se podía pasar de tener un juego de fútbol tan notable como Pro Evolution Soccer 6 (y aún así menor a PES 5) al auténtico desastre de PES 2008? ¿De quién fue la idea de introducir latencia hasta para un solo jugador en la edición del año pasado? ¿Cabe imaginar que del perfecto online de Pro Evolution Soccer 6 pasáramos a toda una serie de continuaciones en las que jugar por internet es una odisea? En definitiva, Konami había perdido absolutamente el norte hasta el punto de que comprar un nuevo Pro Evolution bien que podía ser tomado a sorna por amigos y conocidos. La competencia comía terreno ferozmente, mientras que la compañía nipona se aferraba a sus cada vez menos indelebles seguidores, tan fieles como escépticos ante la particular jugada del productor Seabass y sus chicos.


Ese mismo estupor hizo que PES 2010 pareciera en principio mejor de lo que en verdad era. Poco tiempo pasó para el que esto suscribe le diera definitivamente de lado a favor del todopoderoso FIFA 10, efectivo sustituto para el trono este del fútbol electrónico. Pero nuevos atisbos de esperanza se acercaban con las primeras noticias acerca de la edición que hoy nos ocupa, aunque rápidamente se disipaban cuando recordábamos las promesas del pasado, ofuscadas en convencernos en unas horas en las que el cuento del lobo ya no tenía sentido para nosotros. Es por ello que este renovado PES 2011, repleto de buenos detalles y con un cambio de juego bastante radical, supone un portentoso rayo de luz capaz de levantar el casi irreparable declive en el que había entrado el fútbol de Konami. Dicho más claro: llevo bastantes horas de PES 2011 y me lo estoy pasando como antiguamente...


Borrón y cuenta nueva

Curioso es el hecho de que jugar a PES 2011 tiene auténtico sabor a Pro Evolution, y sin embargo su jugabilidad resulta bastante distinta a la metodología característica de la saga. Culpa de ello la tienen las tropecientas nuevas animaciones añadidas, capaces de convertir el escenario en un festival mucho más fluido que antaño, a la par que garantiza un espectáculo muy potente para nuestros ojos (aún siguiendo con un engine gráfico que comparte osamenta con el de pasadas entregas). Del mismo modo, Konami se ha encabezonado en complicar las cosas al jugador, y esto se nota en el durillo sistema de pases aplicado, mucho más exigente que el ya clásico tiro al pie de anteriores títulos. El desafío es mayor, ya que hay que afinar puntería y la fuerza del pase, pero voto a bríos que el resultado es de lo más gratificante.


PES 2011 es un juego pausado, capaz de gratificar sobremanera la buena planificación sobre el campo y el saber estar una vez pisemos el césped. Lejos se transformarse en el corre calles de antes, la evolución hacia el realismo es más que palpable, transformándose el conjunto en un fútbol pleno y de lo más satisfactorio. Encima, la genial implementación de las nuevas animaciones hacen de muchos jugadores auténticos solventa-partidos, con tapadas estrellas capaces de solucionar la situación a base de conseguidos caracoleos y virguerías varias con el balón. En este sentido se salen las estrellas, donde es brutal contemplar el "overpower" de Messi, capaz de driblar sin despeinarse a una defensa que, todo hay que decirlo, parece más dispuesta que nunca a dar concesiones.


Siguiendo con la misma pauta, Konami se ha sacado de la manga un sistema con el que poder automatizar las fintas y regates que tanto trabajito costaban realizar anteriormente. Un método tan eficaz como visual, si bien no son pocas las voces que se han levantado en su contra, aludiendo a la casualización arcade que puede llegar a suponer. A decir verdad, servidor ha tanteado este sistema por el mero hecho de probarlo… y ahí se ha quedado. Para el que esto suscribe nada mejor que hacer las cosas a base de vicio, sin automatismos de tipo alguno. Y, en ese sentido, para el resto de cosas PES 2011 se porta a las mil maravillas, mejor que nunca.


Opciones varias

Una de cal y otra de arena. PES 2011 ha demostrado ser de lo más notable sobre el terreno, suponiendo ser un revulsivo que la serie pedía sí o sí. Os puedo asegurar que, de haber fracasado, difícilmente hubiera podido mirar con interés cualquier cosa que un Pro Evolution Soccer pudiera ofrecerme en un futuro… por suerte, todo ha ido a pedir de boca.


A ello también ha ayudado la incorporación de toda una serie de opciones que alargan la vida del producto hasta límites insospechados. Más allá de los clásicos partidos en línea, PES 2011 introduce la famosa Liga Master a través de la red de redes, con apaños muy interesantes capaces de condicionar sobremanera el futuro de esta perenne modalidad. Tampoco faltan los ya clásicos modos “Ser una leyenda” (ahora con representante y todo) o la nueva cita con la Champions y la UEFA Super Cup, sumándose al grupo la Copa Santander Libertadores.


Sin embargo, PES 2011 vuelve a tener cierta precariedad en lo que a licencias se refiere. Es de suponer que algunos buenos equipos terminarán añadiéndose en próximas actualizaciones, pero duele ver cómo algunos grandes siguen luciendo nombres e indumentarias que para nada se acercan a las oficiales. Caso curioso también es el de ciertos jugadores desaparecidos en combate, como Filipe Luis (no aparece ni en el Deportivo ni en el Atlético), Borja Valero (no está en el Mallorca ni en el Villareal), Raúl Tamudo (no aparece ni en el Espanyol ni en la Real Sociedad) o Luis Fabiano (que si bien se deja ver en la selección brasileña, no existe en el Sevilla). Fallos extraños que esperemos se solventen en breve.


Conclusión

PES 2011 es una opción muy a tener en cuenta para la presente temporada. En otras circunstancias diría muy claramente que mirases a otro lado y te dirigieras rápido a comprar el FIFA de turno, pero el nuevo trabajo de Konami merece que por lo menos le eches un ojo a su útil demo para comenzar a valorarlo en su justa medida. Más allá de opciones más o menos importantes, licencias y demás florituras, la jugabilidad de PES 2011 lo hace idóneo para competir con amigos y demás truhanes a través de la red de redes (funcionando de forma bastante decente, por cierto), gracias a una jugabilidad que, la verdad sea dicha, echábamos de menos, a pesar de estar renovada en gran medida. Ojo, que no es perfecto… pero es un grandísimo y, mejor aún, divertidísimo juego de fútbol.



Por Spidey


Puro vicioSorpresa inesperada

Comentarios (2)
  • PaxMu  - Pregunta sobre la versión de PC
    avatar
    Viendo como este año EA ha mejorado FIFA hasta acercarse al nivel de consolas... la versión de PC de PES también a dado ese salto de calidad al igual que las versiones consoleras?
  • Spidey  - Síp
    avatar
    Así es, amigo PaxMu. La versión PC bien podría calificarse de la misma manera que las correspondientes a 360 o PS3, siendo incluso mejor en términos gráficos y, sobre todo, en temas de actualización, parches gráficos, edición de equipos, estadios, etc.
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!