Retroview: BLAIR WITCH vol. 2, THE LEGEND OF COFFIN ROCK
Blair Witch Volume 2: Coffin Rock

box

De: HumanHead (desarrolladores de Rune y Prey)
Género: Aventura de terror de la vieja escuela
Sistemas: PC y compatibles (año 2000)

Descubriendo la mitología

"Entraron en el bosque para encontrar la muerte, pero también hallaron la profanación de la humanidad en un lugar al que los cazadores llaman Coffin Rock (la roca del Ataúd). Encima de una formación rocosa, tuvo lugar la terrible tortura infringida a cinco hombres valientes. Cada uno atado al otro, las manos de uno atadas a los pies del que le seguía, formando un grupo compacto. La sangre en la cabeza indicaba que la acción se había cometido mientras aún vivían y tenían fuerzas para luchar. En el torso de cada hombre se podía comprobar cómo le habían arrancado los intestinos brutalmente. En la cara quemada por el sol de cada hombre estaba escrito algo indescifrable, grabado en la carne con una precisión fantástica. Los que los encontraron, afectados por el horror de aquella visión, fueron en busca del sheriff, pero no anotaron el lugar exacto ni apartaron los cadáveres de la roca. Al volver, los buitres merodeaban sobre ella. Al inspeccionar el lugar, comprobaron que los cadáveres habían sido robados. El equipo de búsqueda dijo que aún se olía el hedor a muerte, y quien quiera que hubiera retirado los cadáveres lo había hecho en sólo unas horas. Eso pasó aquí... en Coffin Rock".

En marzo de 1886, Robin Weaver, de ocho años de edad, es dada por desaparecida. Un grupo de cinco valientes hombres de Burkittsville (el pueblo fundado en 1824 en el antiguo asentamiento de Blair) es enviado en su búsqueda. Weaver acaba por volver, no así la partida de rescate. Semanas más tarde, se encuentran los cuerpos en Coffin Rock, atados entre sí de pies y manos y completamente destripados. Nosotros tomaremos el control de un soldado que, seriamente herido, ha sido encontrado sin memoria por la niña Robin Weaver, un día antes de que ella se pierda en lo profundo del bosque. Tras recibir ayuda de la abuela de Robin (y ser apodado "Lazarus", a falta de un nombre que recordar), pasaremos allí una fantasmagórica noche en la que tendremos un extraño encuentro en el plano astral con el verdadero ente maligno que ronda los Black Hills: Hecaitomix. Éste reclama a la niña, y nosotros, guiados en parte por la Bruja de Blair, debemos impedir que Hecaitomix use a la pequeña Weaver para sus malvados fines. ¿Por qué desaparece Robin Weaver? ¿Qué oscuras intenciones puede tener el espíritu indio Hecaitomix? ¿Existe la bruja de Blair o son imaginaciones? ¿Por qué tenemos tan mal color de cara? Todo eso lo sabremos si jugamos a esta corta (y nada difícil) pero intensa aventura…

Así es como daba comienzo Blair Witch Volume 2: Coffin Rock, que siguiendo la misma estela del anterior capítulo, seríamos testigos de los hechos acaecidos en 1886 en torno a la famosa Roca del Ataúd, siendo conducidos a un mundo de pesadillas fantasmagóricas, sacrificios humanos y terror sobrenatural. Toda una gozada para aquellos que quisieran indagar en los mitos que “Blair Witch Project” y su secuela dejaban en el aire, ya que con esta aventura descubriríamos mucho más de lo que jamás podríamos sospechar sobre los misterios que rodean a los Black Hills y el sacrificio de Coffin Rock. Más allá de todo esto, Blair Witch Vol.2: Coffin Rock nos presentaba un survival horror puro y duro, al igual que el resto de capítulos de la trilogía. Nuevamente, el engine Nocturne se hacía con el absoluto protagonismo tecnológico de esta aventura sobrenatural, con todo lo bueno y lo malo que ello conllevaba. En esta ocasión, el estilo aventurero que nos regaló Terminal Reality con Rustin Parr se convierte en un juego en el que la acción impera sobre todo lo demás, como más o menos ocurriera con el original Nocturne. Eso sí, la ambientación se mantenía sobresaliente, mostrando hasta dónde se podía llegar con la vieja técnica de mostrar personajes poligonales sobre escenarios prerrenderizados. Nuevamente, las sombras, los extraños sonidos del bosque y el propio curso del argumento harían que nos asustásemos más de lo que no veíamos que de lo que podamos tener delante.


Así pues, ya sabemos con lo que nos encontrábamos con Coffin Rock instalado en nuestros compatibles de entonces, esto es, una aventura de predominante acción al más puro estilo Resident Evil, pero con un argumento más denso, más lento y envolvente, que muestra un terror más psicológico digno de reseñar. Ciertamente, con esta saga nos podíamos hacer una idea muy clara de lo que realmente podría ser el pueblo de Burkittsville y sus alrededores, ya que, a diferencia del resto de juegos del estilo survival horror, los Blair Witch (y La leyenda de Coffin Rock no es una excepción) presentaban unos personajes muy vivos, un entorno que, gracias a las personas que lo pueblan, nos hacía sentir que realmente estábamos ahí. Mérito en gran medida de los gráficos, donde el motor de Nocturne se dejaba notar sobre todo a la hora de implementar luces y sombras, con un resultado realmente espectacular aún hoy día y que pone en evidencia a más de un título actual que presume de mover sombras en tiempo real. Todos y cada uno de los gráficos mostrados, ya sean poligonales o prerrenderizados, tendrían su perfecta sombra que reacciona con monstruosa exactitud al maravilloso enfoque de nuestra lámpara (la cual hay que decir que no es tan efectiva como en Blair Witch Volume 1: Rustin Parr).

Por su parte, los personajes estaban muy trabajados, con una caracterización de lo más convincente, que aunque no muestran el nivel de detalle de su antecesor, sí que se podía decir que eran más sólidos a la vista. La única pega era la animación, algo antinatural y lejos de esa fluidez que muestraban otros títulos de su época como aquellos Resident Evil o Alone in the Dark: The New Nightmare… pero nuevamente, el engine Nocturne daba lecciones de manejabilidad a todos sus competidores, pudiéndose mover el personaje muy cómodamente gracias a la combinación teclado-ratón, y otorgando la posibilidad de que nuestro protagonista haciera strafe (movimientos laterales). En nuestro deambular por el pueblo de Burkittsville y los Black Hills disfrutaríamos de unos excelentemente renderizados fondos, que a veces daban la total sensación de que están fotografiados, incluso a las resoluciones más bajas (el juego posibilitaba gran cantidad de resoluciones). La inclusión de niebla, brumas moviéndose y el estupendo efecto del río que atraviesa el bosque subían muy alto el listón de calidad, denotando la preocupación de los desarrolladores de HumanHead (Rune, Prey) por lograr una mayor inmersión en el juego.

 

Entrando de lleno en la acción, decir que se desarrollaba básicamente en dos entornos, el pueblo y el bosque. En el pueblo de Burkittsville nos encontrábamos básicamente con áreas en las que la investigación y el conversar con los habitantes predominan sobre la acción, todo lo contrario una vez salíamos al bosque y sus alrededores, sitios en los cuales nuestra agilidad y puntería, junto con grandes dosis de sangre fría, serían requeridas para hacer frente al terror fantasmal que asola esta zona maldita. Aún así, bastantes enigmas tendrían que ser resueltos al más puro estilo aventurero. Un detalle a tener en cuenta es que, en esta ocasión, el bosque no supondría un reto para los más despitadillos, como ocurriera en el primer volumen. Ahora no tendremos que consultar ningún mapa, ya que el movidito y ligeramente lineal desarrollo del juego hacía que apenas tuviéramos que preocuparnos de nuestro sentido de la orientación. Como pega, cabría citar la escasa duración de este título. Se puede excusar en que la intensidad de la trama no se puede alargar más de lo que han hecho, ya que Blair Witch vol. 2 nos contaba única y exclusivamente lo que "sucedió", y no más... Pero aún así, cuando acabemos esta aventura más de uno dirá aquello de "¿ya...?!?". Con todo, la experiencia era digna de ser vivida, y a poco que al usuario le guste un poquito la mitología que rodea a La Bruja de Blair se enganchará irremediablemente a esta aventura que, todo hay que decirlo, llegar a ser incluso bastante rejugable.

 


por Spidey


Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!