Review: RIDE TO HELL RETRIBUTION Imprimir E-mail
Ride to Hell: Retribution

De: Eutechnyx (responsables de Ferrari: The Race Experience, Supercar Challenge y NASCAR The Game )
Nos lo trae: Deep Silver - Koch Media (para Xbox 360, PlayStation 3 y PC)
Género: Conducción, disparos y tollinas de medio pelo
Localización: Localizado al castellano

box

Ciertamente infernal

Los que me conocen sabrán que suelo ser un defensor de las causas perdidas. Más que eso, trato de defender ciertas injusticias que se suelen cometer con demasiada asiduidad en el mundo del videojuego, donde cada vez es más fácil el echar por tierra el trabajo de un estudio de desarrollo en base a lo que digan unos pocos. Si esos pocos tienen cierto peso, es ridículamente fácil que la pólvora se extienda y, como por arte de magia, propios y extraños terminen coincidiendo en una opinión no siempre certera, repleta de prejuicios y perjuicios muy susceptibles de hundir en la miseria a una empresa.

Últimamente me ha pasado con varios títulos que aún hoy día siguen crucificados por la opinión pública. Es tremendo contemplar cómo son muchos los que, sin siquiera haber tenido la ocasión de probarlos de primera mano, critican con saña y mala baba títulos como Inversion, Capitán América Supersoldado o el reciente The Walking Dead: Survival Instinct. He comprobado cómo por activa y por pasiva se repite la historia: algún medio estadounidense de cierta importancia alza su destructiva voz y el resto del mundo, por inercia, sigue con la misma cantinela. Y sin embargo, el que esto suscribe comprueba estupefacto que algunas de estas víctimas (como los tres arriba citados) son videojuegos que me han dado muchas, muchísimas horas de sana diversión.


Nunca hay que dejarse influenciar por la opinión de los demás en lo que a videojuegos se refiere; ni siquiera por la mía. No está de más saber qué piensa tal o cual persona, pero que no os quepa duda de que el juego en cuestión os tiene que gustar a vosotros, no al de Gamespot, IGN, MeriStation o, mismamente, Metodologic. Digamos lo que digamos, trata de probar por todos los medios el ejemplar que te interese... o simplemente, tratar de echarle un ojo a todo lo que se te acerque, con la posibilidad de que te topes de bruces con alguna obra que te encandile de manera inesperada.


Por supuesto que también puede ocurrir justo lo contrario. Pasó ante mí este Ride to Hell: Retribution, del que sabía que había tenido serios problemas en su desarrollo. Anunciado inicialmente en el año 2008, es uno de esos trabajos que ha cambiado de manos durante su concepción, llegando al punto de ser cancelado allá por 2010 para, finalmente, terminar en las manos de Eutechnyx para ver la luz en pleno verano del 2013. Se habló en su momento de un producto ambicioso, con escenas rodadas en los estudios Universal, que bla-bla-bla...

El caso es que Ride to Hell: Retribution es uno de los peores videojuegos que he visto en lo que llevamos de generación, que no es poco. La premisa argumental y la variedad de situaciones que prometía me hicieron esperar lo mejor de este lanzamiento, y me he encontrado con un programa que parece venir del pasado, con un nivel técnico ridículo, una mecánica de juego torpe y mal diseñada, y unas cutscenes que, lejos de parecer rodadas en los estudios Universal, destilan un aroma amateur con una cutrez elevada a la enésima potencia que echa para atrás.


Todo huele mal en este título, absolutamente todo. El comienzo ya asusta, con nuestro protagonista montado en su motaza, mientras algunos flashbacks jugables parecen adelantarnos lo que será la metodología lúdica del juego. Y mal empezamos, con una conducción horrorosa (algo difícil de entender siendo especialistas en racing-games), una mecánica brawler de lo más risible, disparos aburridísimos y un buen puñado de situaciones que se solucionan a base de anodinos quick-time. En definitiva, un conglomerado de premisas jugables cuyo único aliciente viene ante la posibilidad de apagar la consola siempre y cuando nosotros queramos.


Conclusión

Me duele en el alma hablar tan mal de un videojuego, pero es que a este Ride to Hell no hay por dónde cogerlo. Y es una pena, porque la idea en sí es bastante buena, recordando hasta cierto punto a aquella macarrada de LucasArts llamada Full Throttle, pero es que la concepción tanto técnica como de planteamiento jugable es un despropósito de tamaño mayor. Muy triste el que la responsabilidad de sacar tan accidentado título haya corrido por parte de unos veteranos como Eutechnyx, aquellos que bajo el nombre de Zeppelin Games sacaban tantas joyitas en aquellos últimos días del Spectrum en los que los usuarios estábamos tan necesitados de software. Pero ni por esas podemos perdonarle algo tan vulgar y penoso como Ride to Hell: Retribution.



Por Spidey


Epic Fail

Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!